m

This is Aalto. A Professional theme for
architects, construction and interior designers

Call us on +651 464 033 04

531 West Avenue, NY

Mon - Sat 8 AM - 8 PM

Top
m

Ezar.es

Falta de información, presupuestos incompletos, diseños poco eficientes y “las prisas” convierten la construcción de una vivienda en una pesadilla

 

¿Quién no ha pensado alguna vez en cómo sería la casa de sus sueños? Aquellos que han tenido la oportunidad de colaborar en su diseño y participar desde el principio en su construcción, son unos auténticos privilegiados. Aun así, es muy importante tener en cuenta cuestiones básicas pero esenciales a la hora de desarrollar el proyecto de construcción de una vivienda que, si no se conocen, pueden hacer que nuestro sueño se convierta en una pesadilla. EZAR, Estudio de Arquitectura y Diseño, especializado en el desarrollo de proyectos integrales, eficientes y adaptados a las tendencias arquitectónicas de alto standing, recuerda los 5 errores más frecuentes a la hora de construir una vivienda.

1 – Carecer de la información urbanística completa de la parcela

En ocasiones, la única información de la que dispone el comprador es que se puede edificar una vivienda de X m2. Antes de comprar un terreno es conveniente solicitar un informe urbanístico, ya sea al Ayuntamiento correspondiente o a nuestro arquitecto de confianza. Este informe incluirá la clasificación y calificación del suelo, el número de plantas que podemos construir, la superficie construida que podemos edificar sobre rasante y bajo rasante, la separación que debemos respetar con respecto a la calle y las parcelas colindantes, qué podemos construir sobre la altura máxima permitida etc. De esta forma, evitaremos las sorpresas desagradables y tendremos información suficiente para garantizar que podemos desarrollar el diseño que hemos imaginado de nuestra vivienda.

Realizar un estudio económico incompleto o no realizarlo

Antes de hacer una de las inversiones más importantes de nuestra vida es necesario detenerse a hacer números o confiar en un equipo de profesionales que nos ayuden a hacerlo. Muchos clientes, calculan la inversión que deben realizar teniendo sólo en cuenta el precio por metro cuadrado de la construcción, multiplicado por los metros cuadrados que quieren construir. Sin embargo, también hay que tener en cuenta el pago de tasas y el impuesto de construcción, la licencia de ocupación y acometidas, los honorarios técnicos, los seguros, los gastos de financiación, la notaria, el registro… Todos esto gastos suponen un incremento de hasta un 23% en la inversión estimada inicialmente. Tener en cuenta los costes de mantenimiento de fachadas, etc y la seguridad, tanto interior como de cara al exterior, son otros factores a tener en cuenta para tener todos los gastos controlados.

 

3 – Diseñar si tener en cuenta las medidas de diseño pasivo

Aunque los criterios de sostenibilidad se van introduciendo poco a poco, aún hoy es frecuente ver diseños de viviendas de obra nueva que no tienen en cuenta los recursos que nos enseña la arquitectura tradicional. Así, en el planteamiento arquitectónico no se tienen en cuenta el correcto dimensionado de puertas y ventanas en función de su orientación, la ventilación natural o las referencias que ofrece el propio emplazamiento. Estos descuidos son sólo subsanables a costa de una mayor inversión en toldos, cerramientos, aires acondicionados, calefacción, etc. que suponen un incremento del coste de construcción y del posterior mantenimiento de la vivienda además de ser poco sostenibles con el medio ambiente.

4 – Actuar con prisas

Una vez que se ha tomado la decisión y se ha comprado la parcela, los clientes quieren que las máquinas empiecen a trabajar de inmediato, y en caso contrario, se ponen nerviosos y presionan al equipo encargado del proyecto. Sin embargo, esta es la fase más importante, la del diseño. Los edificios se construyen en el mundo de las ideas. La obra es un mero trámite para traerlas a la realidad. En la fase de diseño todo es posible. Podemos modificar nuestra vivienda cuantas veces queramos hasta que nos encaje como un guante. La tecnología de hoy en día permite caminar por los edificios de un modo casi real y es el momento de corregir lo que haga falta. Cuando empieza la obra, absolutamente todo debe estar elegido para evitar sorpresas y sobrecostes innecesarios

5 – Elegir la constructora más barata

La elección de la constructora que traerá a la realidad nuestro sueño es una de las decisiones claves para llegar a buen término. Suele ser habitual la elección por el precio global más bajo o por una recomendación de un conocido y esto no conduce a buen fin. Es necesario que nuestro arquitecto de confianza realice una comparativa correcta, partida por partida, de las distintas ofertas con las que contamos. Hay otros aspectos que pueden entrar en juego como el plazo o la penalización por retraso y todo ello debe estar recogido en el contrato a firmar por todas las partes.

 

Para evitar estos errores es fundamental que elija a un Arquitecto que le ofrezca su total confianza puesto que es el agente que va a defender sus intereses en todo el proceso edificatorio. Elegir una oficina de Arquitectura de confianza que le dedique todo el tiempo que le debe dedicar a nuestro sueño nos garantiza que esté se hará real tal y como nosotros lo imaginamos y al precio que habíamos acordado.

 

 

EZAR. Diseños exclusivos para clientes exigentes

Post a Comment